jueves, 4 de septiembre de 2008

KUBRICK VS. SPIELBERG (II)


Suponía que el tema iba a dar mucho de sí, pero es evidente que me quedaba corto. Lo cierto es que las aportaciones que habéis hecho a raíz de la entrada anterior no tienen desperdicio, y merecen una lectura detenida. Hemos contado además con la presencia de todo un experto en Kubrick, Mr. Christian Aguilera, cuya monografía en castellano sobre el creador de 2001 es mi preferida (y se han escrito unas cuantas); ese comentario de Jan Harlan revela hasta qué punto se trata de dos cineastas que tienen un sustrato común, más allá de sus ostensibles diferencias.

Intentando recapitular sobre todo lo dicho, parece claro que Kubrick es un creador analítico, reflexivo, en tanto Spielberg tiene un ímpetu casi visceral, que contagia energía a todo lo que toca. Desde luego mi intención no era la de proclamar un ganador absoluto. Como ha quedado de manifiesto en vuestras opiniones, los dos son grandes entre los grandes. Si Graciela se autocalifica de mujer fácil por negarse a escoger, yo debo ser también un hombre fácil (por cierto, qué lindo café).

Se trataba, y así ha sido, de escudriñar las razones por las que ambos nos gustan tanto. Es muy interesante lo que apuntan Dr. Jones y Nanna, en lo referente al legado sentimental que Spielberg ha irradiado a varias generaciones. Esa visión del cine es tan respetable y digna de atención como una concepción más sesuda y "solemne". Desde luego me siento plenamente identificado con la misma.

Pero ello no me lleva a menospreciar a Kubrick, de quien sólo echo en falta una filmografía más extensa. Si enumero las grandes películas que filmaron uno y otro, ciertamente en ese apartado estrictamente cuantitativo resulta vencedor Spielberg. Sin embargo, hay obras como Barry Lyndon cuyo valor excede de la unidad.

Parece que todos estamos más o menos de acuerdo en que Amistad es tal vez lo más flojito de Steven (Pablo hace chanza de Hook, que yo no creo tan execrable). De Stanley nadie menciona Espartaco que, probablemente, ha envejecido mal, y ya en su día disgustaba al propio director. Tampoco La chaqueta metálica, cuya primera mitad es excelente y la segunda tediosa e innecesaria (Apocalypse Now se antoja la película definitiva sobre esa contienda).

Celebro sobremanera que Inteligencia Artificial (Artificial Intelligence) cuente con tantos y tan acreditados adeptos en este blog. Es un título que merece una reivindicación urgente.

Un último apunte: sabéis que Kubrick fue antes que director fotógrafo. Creo que en realidad nunca dejó de serlo, y que ese precedente condiciona de modo decisivo su manera de filmar. Si aún no habéis tenido ese placer deberíais echar un vistazo a su labor para la revista Look.
K. tenía ciertamente una mirada singular.

7 comentarios:

anro dijo...

La escena tremenda de "Elegidos para la Gloria" en la que Kubrick nos muestra el fusilamiento de los soldados. Oimos el sonido de las balas y de pronto corta bruscamente la escena y oimos los sonidos cotidianos que se producen en la mesa del desayuno. El general Mireau comenta: "Estoy muy contento de que puedas estar aquí, George. Este tipo de cosas siempre es desagradable, pero ésta ha tenido algo especial. ¡Los hombres han muerto maravillosamente!"
Es cierto que Kubrick sentía una verdadera pasión por la fotografía y en esta película en blanco y negro se nota.
"Inteligencia Artificial" me parece el mejor homenaje que Spielberg podìa hacer a Kubrick. Muchísimas escenas están planificadas al estilo kubrickiano. No entiendo porqué fué un semifracaso.
¿No te parece que "Eyes Wide Shut" está por discutir? Muchos han despachado el film por el mero hecho de que Tom Cruise aparece en él.
No se puede pasar por alto en la filmografía de Spielberg un título en el que precisamente aparece tambien Tom Cruise: "Minority Report". Es una de suspelículas más inquietantes.
En fin, esto daría para horas de discusión. Es cierto. como he leído en alguno de los comentarios, que Kubrick dirigió apenas unos quince film y Spielberg, por el camino que lleva, no sé si superará a Ford.
Sigo opinando que Kubrick es mejor que Spielberg, pero eso es lo mismo que si dijera que Rafael es mejor que Miguel Angel. Son los sentimientos de cada cual a la hora de ver las películas de uno u de otro.
Un Abrazo.

Pablo dijo...

Hay que tener mucho cuidado con la dicotomía cantidad/calidad en el mundo del celuloide. John Ford, John Huston o Woody Allen son autores prolíficos donde los haya y, quizá precisamente por esto mismo, hay en sus filmografías grandes obras pero también cintas "del montón". Es por ese mismo carácter de obra reducida de Kubrick lo que creo que ha contribuido en parte a la cimentación del mito en torno a su figura; como factor externo, es decir, aparte de las innumerables cualidades artísticas ya comentadas.
Aunque, aunque... siempre pensaré que por muchos títulos que hubiera en la filmografía de K., jamás encontraríamos una Amistad, o un Hook (otro día comentaremos las causas personales de mi aversión "hookiana", tantas y tantas veces vista en mi preadolescencia...).

En definitiva, más allá de sus cualidades artísticas o su pericia realizadora, creo que podemos llegar a la conclusión de que estamos ante dos grandes hacedores (no entraremos en lo hecho) que han sabido captar la atención y los sentimientos de los espectadores y han marcado un hito no solo en la Historia del Cine sino también, lo más importante, en nuestras propias vidas.

Abrazos.


P.S. Ímpetus incontrolables por volver a ver todos los títulos comentados. Esta noche, Barry Lindon...

The Fisher King dijo...

Quisiera romper una lanza por "Inteligencia artificial". No puedo (ni quiero) evitar llorar cada vez que la veo. Es una de mis películas preferidas.

Un abrazo.

Fernando Gahete dijo...

Vaya, vaya, vaya.

Queridos drugos, por lo que captan mis órganos oculares, y no me equivoco, se ha urdido aquí una conspiración.
Me llena de profundo dolor que tamaña injuria halla encontrado refugio entre las cortinas del "Leñor de los libros", mi buen amigo Javier, cuya manifiesta osadía pone a prueba la más férrea de aquellas amistades que he tenido el privilegio de poseer como quistes en mis posaderas.

Bromas aparte os confieso mi perplejidad ante lo que leen mis ojos, la tosquedad propia del mago de la máquina registradora no puede sino ensombrecer la humilde profesión de director de cine.

¡Está bien! Sin bromas ya. Debo mantener serenas las múltiples personalidades que afloran en mí en momentos de tensión -una por cada film de Kubrick-.
¿Cuántas lágrimas auténticas, no manchadas por el verde-dólar he vertido yo por Spielberg? No llenarán ni el bote de lentillas.
Sin embargo quién no se ha dejado contagiar por la majestuosidad y la untuosidad de aquel enamorado de la realidad que supo traspasar lo real con su "ojo eléctrico" y regalarnos tanta alegoría de nosotros mismos.
Por más que busco no encuentro en Spielberg filosofía alguna. No más que en las latas de coca-cola. Reconozco sus grandes obras, y también su basura.
Sus logros -que no son pocos- se diluirán entre la amargura de tantos metros de celuloide mal aprovechados.
Sólo algunas obras superiores terminarán en la filmotecas del futuro.

En cambio el gran maestro dormirá a la derecha del Padre y de la Madre -les Lumières-, ocupando el trono del cine.

Perdón por el ladrillo.

Un abrazo.

Dr Jones dijo...

De verdad, no entiendo que tiene de malo ser un director de éxito. Todo lo contrario, me parece de un mérito grandioso estar décadas y décadas dando placer al público (entre los que me incluyo). Siempre tengo la sensación que lo mejor es ser un incomprendido y que tus películas no las vea nadie para que el grupo selecto de críticos alcen la mano y griten a los cuatro vientos las maravillas que no entendemos el ciudadano de a pie.
Reconociendo que Kubrick tiene grandes películas también tiene verdaderos "petardos".

Otro apunte que quería dejar es, por que el gran cine debe ser el filosófico. Por que una película para ser una obra maestra tiene que tocar un tema complejo que nos haga pensar. No señor, de esas hay malas,buenas y geniales películas. Como también las hay, grandiosas, de ese cine tan atacado o empequeñecido como es el de evasión. "En busca del arca perdida" es una obra maestra del cine y es un film que nos hace sentir, no pensar. Vamos que soy de la opinión de Billy Wilder, que tantas grandes frases ha dejado para el recuerdo sobre este tema.
Estoy de acuerdo, "Amistad" es quizá la peor película de Spielberg, pero romperé una lanza a favor de ese film tan olvidado y maltratado, incluso hasta por Spielberg, como es "1941", que descubrí una tarde de mi niñez en el video-club. Estoy de acuerdo con anro en destacar "Minority report". Me parece una magistral película de ciencia-ficción.

Un saludo a todos, incluso a fernando gahete. Es broma, un saludo sobre todo a fernando gahete. Si kubrick duerme a la derecha, Spielberg lo hace encima de todos. Lo siento, otra vez mi vena más visceral.

JAVIER ORTEGA dijo...

Anro, creo que tienes no poca razón en lo relativo a "Eyes Wide Shut". Alberga pasajes que remiten al mejor Kubrick, y la presencia de Tom Cruise no debiera ser un desdoro; antes al contrario, tanto él como Nicole Kidman están excelentes. Al igual que el malogrado Sydney Pollack, del que en cierta ocasión deslicé la "boutade" de que era aún mejor actor que director.
"Minority Report" es una espléndida película, con su aroma a cine negro bañado por el pensamiento visionario de Philip K. Dick. Otro título a reivindicar.
The fisher king se suma al cada día más nutrido club de los partidarios de "Inteligencia artificial". ¡Excelente! ¡Bien visto!
Cuando Anro se pregunta por las razones de su fracaso comercial, creo que habría que sopesar el tema del doblaje. En la versión original la voz de Haley Joel Osment connota a la perfección la naturaleza androide de su personaje, lo que le imprime un cariz vagamente inquietante, en tanto la versión doblada al castellano pierde ese rasgo esencial y nos remite más bien a "E.T".
A mi juicio es una película tremendamente amarga, por completo opuesta a la tarta de merengue que muchos espectadores presagiaban.

Dr. Jones nos recuerda que "1941" es, en efecto, una comedia más que estimable. Contiene gags antológicos y secuencias coreográficas resueltas con enorme talento, que nos hacen aguardar ansiosos y esperanzados que Spielberg haga realidad algún día su declarada ambición de filmar un musical.
Abrazos a todos (incluido, of course, mi querido Fernando Gahete).

VERDE124 dijo...

A mi en lo personal, me parece mejor Kubrick, definitivamente.
El Dr. Jones, en parte tiene razón, pero en sus mismos primeros comentarios tiene la contradicción.
Es verdad, no por que un grupo de personas diga que una pelicula es buena significa que tengan razón, pero tampoco que el sea un exito comercial significa que valga la pena verla.
Que no las entienda la mayoría, habla mal de las mayorías no de la pelicula.

Es verdad, las peliculas de Spielberg nos dejan un sentimiento como de nostalgia infantil; y es que sus peliculas son para niños, (en su mayoría). Por eso no me dejan de parecer un poco infantiles los que prefieren a Spielberg que a Kubrick.

No es que diga que las peliculas de Spielberg sean malas; para nada.
De hecho hay peliculas que con el toque de accion que tiene Spielberg hubiesen sido casi perfectas.
Cuando uno trata de rodar cortometrajes de accion es cuando uno se da cuenta del talento de este director.
Bueno no siempre sus peliculas son infantiles, pero se nota su preferencia por hacer peliculas "entretenidas", y no de contenido mas profundo.

Tambien estoy de acuerdo en que la pelicula de Inteligencia Artificial es muy buena.
Ahi mismo se nota que Kubrick es mejor, pues Spielberg le hizo un homenaje con esa pelicula; con lo que Spielberg dice, tambien, que Kubrick fue grande (y no solo por su gordura).
En fin, ambos, directores modelo, pero mi punto va para Kubrick