domingo, 17 de agosto de 2008

KUBRICK VERSUS SPIELBERG

Mi buen amigo Fernando Gahete es un dilecto kubrickiano. Como tal, adora sin reservas La naranja mecánica, y Barry Lyndon, y Senderos de gloria; y también (aunque no tanto) 2001. Hace unos días nos importunaba pendenciero a Óscar Córdoba y a mí (que profesamos la fe de Steven Spielberg), con la consabida monserga de que había gran distancia artística entre ambos. A favor del primero, naturalmente.

Tamaña osadía no podía quedar impune. De manera que ya está concertada la cita, el lugar, día y hora en que, cervezas en mano, dirimiremos esta contienda, esta singular ordalía. Para asentar nuestros respectivos argumentos con vistas a la confrontación definitiva (ya saben, "sólo puede quedar uno..."), he pensado trasladar a este blog un debate que, en realidad, cobró virulencia en todo el mundo tras el estreno de Inteligencia Artificial (Artificial Intelligence); como recordarán, historia de Kubrick que trasladó a la pantalla su compinche Spielberg. Les pido su opinión: ¿cuál es su preferido? ¿Y los títulos preferidos de uno y otro?

Sí, ya sé que es una controversia tramposa. O al menos así lo veo yo: se trata de cineastas diferentes, ambos brillantes, con películas grandiosas... pero a la postre diferentes. Sin embargo, además de ameno puede resultar enriquecedor comparar la ejecutoria de dos auténticos pesos pesados del cinematógrafo, y revisar así sus bondades y carencias. ¿Se animan?

13 comentarios:

Dr Jones dijo...

Como a mi parecer Steven Spielberg es el más grande director que ha dado la historia del cine ( con permiso del señor Hitchcock)para mi no hay duda. Como soy una persona que ama el cine de evasión sobre todas las cosas, más clara está la situación. No soy muy proclive de alabar a directores que hacen películas para ellos. Kubrick, tiene grandes films y otros que son pestiñazos. Mis favoritas son sus primeros trabajos como Atraco perfecto, aunque me quedo con "Senderos de gloria". Nunca me gustó 2001, me parece una obra sobrevalorada. El resplandor o Eyes Wide Shut me parecen fallidas.
Mis favoritas de Spielberg son las de Indiana Jones, Encuentros en la tercera fase, Tiburon, Minority report, Salvar al soldado Ryan, Parque jurasico...la verdad me gusta toda su filmografía con sus buenas y menos buenas películas, hasta las fallidas como 1941.
No se si existe la objetividad pero yo no puedo serlo. Spielberg forma parte de mi vida, me enseñó amar el cine y sin este señor no disfrturaía tanto de este invento. Con seis años vi E.T. con ocho el templo maldito, con trece la ultima cruzada, con quince Hook, y a partir de aquí he esperado cada film suyo como un acontecimiento que nunca me decepciona. Todavía, entrado en la treintena, me ilusiona esperar un estreno suyo. Eso no lo ha conseguido ningún otro director.
Así que, quizá tengas que esperar a otras opiniones menos extremista y apasionada que la mía:
El mejor es Spielberg.

Cuando lleve muerto veinte años, la historia cambiará y será adorado como uno de los mejores, hasta entonces habrá que esperar. La etiqueta "comercial" es muy dura y es mejor idolatrar como genios a los incomprendidos, algo que gusta mucho a la crítica, no se si llamarla, especializada (¿en que?).

Óscar Córdoba dijo...

Como bien comenta nuestro amigo Javier, me declaro públicamente defensor de Spielberg, al que considero un director de la talla de los más grandes, entre los que podríamos citar a Chaplin, Ford, Hitchcock, Kubrick... sí, sin duda considero que el bueno de Stanley es uno de los grandes siendo en mi opinión 2001 la película más perfecta (en cuanto a concepción del cine como arte total) de la historia.
No estoy aquí para discutir la genialidad del director de La naranja mecánica, que creo sobradamente demostrada, sino para clamar por una justa revisión del excesivamente criticado Steven Spielberg, que no tiene nada que envidiar al resto de "números uno" de la dirección.
No hay más que percatarse de que la mayor parte de las opiniones negativas no están motivadas por una debilidad en ninguna faceta como cineasta sino, al contrario, en una virtud como es el saber qué quiere el público, a qué ritmo y en qué cantidad.
Como ya comentamos en fechas recientes, considero que Kubrick es el Beethoven del séptimo arte, y Spielberg, por supuesto, el Mozart.

Mis películas favoritas de Spielberg: La lista de Schindler, Inteligencia Artificial, Indiana Jones en busca del arca perdida, El imperio del Sol y La Guerra de los Mundos.

Mis películas favoritas de Kubrick: 2001, Senderos de gloria, Lolita, La chaqueta metálica y El resplandor (en versión original, claro).

Por cierto, veo dr Jones que somos de la misma quinta. En cuanto pueda tendré que hacer una visita más calmada a tu blog (para empezar coincido plenamente con las calificaciones de los distintos Bond, James Bond de la historia).

Christian dijo...

Christian Aguilera

Por la cuenta que me trae (allí está el libro que escribí para la colección "Dirigido") y si no cambiará el juicio que siempre he tenido de él, Kubrick es de los directores más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Pero, sin duda, Steven Spielberg es, de los vivos, el que tiene más números para situarlo en un "pedestal", que se le reconozca su enorme influencia desde los años 70 hasta la fecha. Pero digamos que no son comparables porque Kubrick es más un director "total" a nivel conceptual, con un cosmos propio, mientras Spielberg es un gran narrador de historias con la cámara que siempre cuenta con los mejores técnicos a su disposición (Kaminski, Kahn y John Williams, por supuesto). Es más una labor de equipo, de grandes talentos unidos la que da resultados tan espectaculares. Para abreviar, diré las que no me gustan de Spielberg: "Hook, capitán garfio", "Para siempre", "Amistad" y la última entrega de "Indiana Jones". El grueso de su filmografía tiene muchísimo nivel por conceptos diferentes en algunos casos. De Kubrick cito las cinco mejores: "2001" por encima de todas, "Atraco perfecto", "Senderos de gloria", "Barry Lyndon" y "Eyes Wide Shut".
Por último, una curiosidad que enlaza con la propuesta del amigo Javier: Jan Harlan, cuñado y productor ejecutivo de algunos de los films de Kubrick me comentó en una entrevista que le hice que, una vez acabada "Inteligencia Artificial" Kubrick la hubiera hecho muy similar, salvo que hubiera utilizado música clásica ("El caballero de la rosa" de Richard Strauss)en lugar de la composición, por otra parte excelente, del gran John Williams.

Un saludo, a Javier, Dr. Jones y Óscar Córdoba, estos últimos a los que no tengo el placer de conocer

JAVIER ORTEGA dijo...

Son muchas las ideas interesantes que se han aportado. Me parece muy sugestiva esa analogía Beethoven/Kubrick, Mozart/Spielberg. Hay algo que resulta común a ambos cineastas y es su dominio, su férreo control de la técnica. Sin embargo, a partir de ahí Kubrick -como Beethoven- da rienda suelta a su pesimismo antropológico; es un misántropo, un nihilista. En cambio Spielberg -al igual que Mozart- hace del vitalismo su bandera. Incluso en las situaciones más aciagas tiende a hacer aflorar un aspecto positivo. También como Mozart, es muy prolífico y confía en su inspiración, en tanto Kubrick y Beethoven maduraban sus obras con suma paciencia.

Llega la hora de mojarse dando títulos. Lo mejor de Kubrick -coincido aquí con el maestro Christian y con Óscar- es "2001", prácticamente emparejada con "Barry Lyndon". Son dos obras de arte, visualmente deslumbrantes y plenas de inteligencia y ambición creativa. Por detrás de ellas citaría "Senderos de gloria", "Lolita" y "El resplandor". Dejo fuera "Atraco perfecto" porque entiendo que sus mayores virtudes provienen de "La jungla de asfalto", de John Huston, que a la sazón es muy superior.

De Spielberg me quedaría con "La lista de Schindler" (más allá de la gravedad del tema que aborda, una lección de gran cine), "Salvar al soldado Ryan" (otro prodigio), "Inteligencia artificial" (creo que el tiempo le hará justicia, como ocurrió con "Blade Runner"), "El imperio del Sol" y "Tiburón".

Abrazos.

Libertariano dijo...

Me ha costado, Javier. Durante largas horas en el Talgo a veces me inclinaba por uno, a veces por otro. Se me aparecían personajes que me empujaban en una dirección.

Finalmente, combiné dos experimentos: ante el pelotón de fusilamiento y ante un visionado a ciegas. En el primer caso, me inclinaba por Spielberg. En el segundo, por Kubrick. Empate, again. Pero, y a los puntos que no por K.O., en el caso favorable a Spielberg también intervenía Kubrick así que...

Ya en Granada me siento ante el ordenador y en el blog lo explico con un poco más de detalle.


Un abrazo

Pablo dijo...

Bueno, bueno, bueno. Lo que ven mis ojos: ¡habemus polémica! Qué lástima haber estado en las tierras del Lobo sin acceso a la Red.
Antes de nada, daré mi lista de favoritos de cada ínclito.

Spielberg:
Inteligencia Artificial
La lista de Schindler
Hook
(no, hombre, es broma)

Kubrick:
Aunque concuerdo con el Dr. Jones en cuanto a lo sobrevalorado de 2001 (conste que el problema es de los que sobrevaloran y no de lo sobrevalorado), me gusta toda su filmografía, en especial Senderos de gloria, Barry Lindon o El beso del asesino.

Si a lo anterior se le suma el enunciado “Fernando Gahete es un gran tipo”, ya se podrá deducir lo subsiguiente.
En primer lugar, aclaro que está fuera de duda, queda reconocida y es indiscutible la calidad técnica de los dos sujetos-objeto, por lo que no me detendré en estos aspectos. Considero de de igual belleza y maestría los travelling de Tom Cruise y Colin Farrell persiguiéndose en Minority Report que el plano final de Senderos de gloria o son igualmente prodigiosas las planificaciones de Salvar al soldado Ryan y Barry Lindon.
Creo que es un error comparar dos mentes cinematográficas como las de Kubrick y Spielberg, simplemente porque no comparten la misma categoría o tipología de cineasta. Y es que su principal diferencia estriba en la concepción misma del arte, que uno considera una meta en sí mismo y el otro un medio para un fin distinto.
En un comentario anterior he leído que el Hacedor de Sueños (epíteto épico hurtado al Hacedor de esta casa electrónica) sabe lo que quiere el público y se lo da. Pues bien, Kubrick, en cambio, sólo busca satisfacer sus propios afanes de búsqueda de la Belleza y de la Verdad, del Arte. El cumplimiento con la egolatría artística de Kubrick le hizo minusvalorar que un filme suyo no se entiendiese o que otro se censurase y prohibiese. Spielberg, por el contrario, jamás habría consentido que una cinta suya no se pudiera exhibir en un mercado tan suculento como el británico: habría puesto su espíritu de creación a los pies de los caballos y en lugar de un gigantesco falo blanco habría colocado un walkie-talkie, habría diluido con una alabanza al American Way of Life la kubrickiana crítica al adocenamiento de la sociedad contemporánea y habría transfigurado en una fácilmente digerible visión maniquea el rechazo frontal del belicismo y de la vil jerarquización social.
Es decir, en un reduccionismo injusto (pero con fines expositivos), considero a Kubrick un artista total y a Spielberg un agente comercial.
Por lo anterior difiero de Javier en su apreciación ‘Beethoven vs. Mozart’, será porque adoro a Beethoven (ya hablaremos de Mahler…). No creo que en Kubrick sea rentable en lo temático hablar de una línea recurrente de pesimismo o negativismo, confío más en un intento ya comentado someramente de mimesis con las esencias, tal como son, sin edulcorantes ni happy end. Amistad nos viene muy bien para ilustrar este punto, porque, más allá de sus patentes carencias de dirección, con este título creo que Spielberg se hace único e incomparable en tomar simbólicamente al espectador por las solapas de la chaqueta e introducirlo en una máquina de gravedad cero, propinándose sonoros golpes con las paredes, previamente desacolchadas, claro es. Sobre el esclavismo y el racismo Kubrick hubiera… hubiera dejado a Matthew McConaughey en su casa para empezar.
En fin, me dejo cosas en el tintero, por si en ulteriores ocasiones hubiera que quemar los barcos. Me ha dolido tener que “elegir entre papá y mamá” (porque sí, Steven forma parte de la familia), pero yo no he empezado.

Saludos.

Clarice Baricco dijo...

Me has puesto a pensar y debo ser mujer fácil, ja! porque me quedo con los dos.

Supongamos que los dos son mis hermanos. Con ellos he crecido, madurado, y sigo aprendiendo. Por lo tanto, no puedo negarlos ni tener consentidos. Mi admiraciòn y aprecio va equitativo.

Sus películas me han provocado más eco que otras dentro de cada uno de ellos. Pero a manera general me han gustado.

Sí, si, ya sè que me puedes decir que debo de elegir. Lo sé. Pero, pero, pero...repito, los dos son importantes en mi vida.

Mejor: ¿Te parece bien que sirva el café que produce mi tierra mientras ustedes debaten?

PD1. Cuando fui a Estudios Universales, compré un muñeco ET. jijiji..quizà esto te guste saberlo. Aún adorna mi estancia principal de libros.
PD2. "Pompa y Circunstancia" tema musical en Naranja Mecánica, lo ocupé para mi boda.


Abrazos.

Graciela

nanna dijo...

yo me quedo con spielerg. La mayoría de sus películas me gustan y eso para mi es suficiente para declararme a su favor.

Kubrick desde luego es un gran director pero como q no me llega nada, de hecho nunca acabo de terminar de ver ninguna de sus películas a excepción de 2001 q me parece magnífica.

pd: Barry lyndon? No se q le veis, yo la he empezado 5 veces y no la acabo nunca.

Christian dijo...

A propósito del comentario de Nanna: si alguien, por mucho nombre y prestigio que tenga le tildas de "gran director" y solo has visto entera una peli suya, al menos para tí, es un "mal director". En el caso concreto de "Barry Lyndon", tus cinco tentativas frustradas de acabarla quizás se deban al doblaje, entre otras cosas. Creo que deberías darle una sexta oportunidad, esta vez, en versión original, marcándote que las siguientes tres horas no estarás para nadie: sola frente a la pantalla. El trabajo que hizo Kubrick y su equipo está muy cerca de la perfección a todos los niveles. Es una de las mejores pelis de Kubrick y eso es decir mucho. Cada uno nosotros hacemos el acto de leer, al menos, una vez al día: pero no es lo mismo enfrentarse a la lectura del "Mundo deportivo" que "Lolita" de Nabokov, por ejemplo. Eso ocurre con pelis como las de Kubrick que una vez entras en las mismas te quedas atrapado.
saludos,

Christian

anro dijo...

Parece que he llegado un poco tarde a la fiesta de las comparaciones.Me tomé unas vacaciones sabáticas en las que decidí renunciar a todo el tinglado de Internet y dedicarme a la buena vida (término que incluye buena comida, buena bebida, buenas lecturas , buen cine y etc etc etc.)
Bien querido Javier, como resulta que acabo de cumplir años te voy a trazar una línea (no digo la cantidad de dichos años). En la primera mitad de mi vida Kubrick fue mi referente. El impacto cinematográfico más violento que tuve en mi vida, hasta entonces, fue asistir al estreno en Londres de "A Clockwork Orange". Decidí zamparme toda la filmografía del maestro. Pude ver en el NFC "Lolita", "Paths of Glory" y "Teléfono Rojo"; todas ellas imposibles de visionar en España.
Creo que al día de hoy he revisado una y otra vez toda la filmografía de este director minucioso y maníaco, que ha legado al cine casi una obra perfecta
En otro orden de cosas, mi vuelta a España coincidió con el estreno de "Tiburón". Todos sabemos cual fue la trayectoria que siguió el pequeño Spielberg y debo decir que desde entonces le he seguido con fervor.
A la hora de sopesar el bagaje de ambos no tengo ninguna duda en elegir a Kubrick por el conjunto de toda su obra, creo honestamente que en todas sus películas brilla la genialidad.
Spielberg es un grande, un grandísimo orquestador de imágenes, pero a veces le pierde su excesiva dependencia del sistema. Su última película me decepcionó bastante.
Utilizando la puntuación yo daría un 9.8 a Kubrick y un 8.9 a Spielberg.
Un abrazote.

nanna dijo...

a propósito de Christian. Q no me gusten sus películas no significa q no reconozca q es un gran director. Cierto es q aunq he empezado muchas de sus películas pocas son las q he acabado y es simplemente pq no me gusta lo q me estaba contado. Esto no quiere decir q sea para mi un mal director ya q si puedo apreciar en él y en sus películas una visión distinta y muy particular de hacer cine. Hacer películas tan distintas y q han marcado épocas en el cine es muy difícil,y Kubrick lo hizo con 2001 q supuso un cambio para las películas de sci-fi, la controvertida Naranja mecánica, una feroz crítica a la violencia, El resplandor ... en fin q no es solo lo q cuenta sino como lo hace y por eso, me permito el lujo pese a mi escasa cultura cinéfila, de decir q fue uno de los más grandes directores. No solamente por ser de los primeros en hablar en pantalla de numerosos temas hasta entonces tabú para la sociedad como en Lolita, se atrevió a filmar la realidad de la guerra, de la Vietnam...Era bastante meticuloso y perfeccionista como se puede apreciar en Barry Lyndon, curioso y ávido de nuevas tecnologías que uso en su películas, usos distintos de las luces.

Por esto y por más creo q es uno de los colosos del cine. Pero no mejor q Spielberg ya q aunq comparar formas distintas de cine se me antoja un poco difícil, Spielberg infunde a sus películas la esencia de lo yo siempre he creído q era cine: sueños, fantasía aventura, emoción olor a palomitas...Seguramente será pq nací con ET y de niña vi una y otra vez Tiburón y las de Indy y ese el cine que se quedó en mis retinas. Por eso para mi Spielberg tiene un punto mas

Anónimo dijo...

Por mis gustos personales prefiero a Kubrick, pero acepto que Spielberg es el mejor director de nuestros tiempo. Agregare un pequeño comentario respecto a los directores a los cuales tengo respeto y admiracion. Siempre he creido que Kubrick y Spielberg son el mundo del cine como H.H y Quilty. Los dos son ejemplos indispensable de lo que un buen cineasta debe ser. Las peliculas de ambos son clasicos; no he leidos lista alguna de peliculas en las que las suyas no esten, las mismas hasta representan generos. Ambos moralistas, ambos comprometidos con la realidad. Artistas con todas las letras que buscaban su vision sobre todas las cosas. Los diferenciaba su modo de mostrar la cara uno se burlaba en la cara, jugaba destruyendo ideas y te mataba a cachetadas hasta que reaccionabas. El otro intentaba ser mas blando, pero sin dejar de dar en el blanco, llevaba a la catarsis con la belleza del teatro griego, no molestaba a las costumbres establecidas sino criticandolas casi de modo subliminar. Solo una pelicula hicieron estos genios AI: Inteligencia artificial. Una muestra de la union entre SK y SS o CQ y HH. La historia plastica, devastadora y desesperanzada. La esperanza falsa que no lleva ninguna solucion. Lo que es de un modo sigue siendo siempre igual. Es una pelicula arte a pesar de ser una mega produccion. Hace llorar pero no por ser lacrimosa sino por que la misma lleva al espectador a identificarse pasando por diversos estadios psicologicos. Es chocante y discreta, Es abominable y hermosa, Es increible , pero probable, Es futurista y a su vez tan actual. Es cine, es una historia, es ficcion, es realidad, es la realidad en la ficcion y la ficcion en la realidad, Es compromiso, es preocupacion, es moralismo. Es Spielberg y Kubrick. Es una obra maestra.
Voto por Kubrick por hacer que amara el cine por su arte y no solo por darme el gusto sino por el arte en si mismo. Por tener vuelo propio y por hacer de trece peliculas obras maestras que quedaran en el conciente colectivo para la eternidad.

JAVIER ORTEGA dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo. Son cineastas con sensibilidades notoriamente dispares en su manera de tratar los temas, pero (hasta cierto punto) con un sustrato común. Y eso se refleja bien en "Inteligencia Artificial", que es una película singular, de una belleza arrebatadora; de lo más grande que ha dado el cine en las últimas dos décadas.

Querido Anónimo, vuelve a menudo por ésta, tu casa.