domingo, 23 de diciembre de 2007

BLADE RUNNER, CINE DE CULTO


Era un chaval cuando la vi por primera vez en la fecha de su estreno en Córdoba, en el cine Lucano, hoy desaparecido. Me fascinó. Ciertamente no era lo que esperaba al entrar en la sala: un film de aventuras, sin pretensiones y con Harrison Ford como un Han Solo redivivo. Pero al día siguiente, en la escuela, recuerdo que no hablaba de otra cosa. La recomendé por doquier, a unos y otros... y me sorprendió un tanto que, más tarde, a algunos no les pareciera gran cosa. Preferían a Han Solo.


Ha pasado un cuarto de siglo. Y Blade Runner sigue fascinándome, como a tantos miles de humanos (¿o Replicantes?) en todo el mundo. Como sabréis, circula ya en los comercios en lujosa y exhaustiva edición (la primera tirada se agotó en un día) el enésimo montaje a cargo de su director, Ridley Scott, y con dicho motivo me gustaría conocer vuestra opinión: ¿qué versión es vuestra preferida? ¿Mantenemos la voz en off o la suprimimos? ¿Os gusta la idea del unicornio?
El debate está servido.

11 comentarios:

Antonio Rodríguez dijo...

Antes que nada felicidades y un magnífico y cinematográfico 2008.

¿Qué puedo decir de Blade Runner?...Creo que mi hijo tiene todas las versiones habidas y por haber y creo que por Reyes tiene de
regalo la últimísima.

Yo soy un poco conservador y el fervor cinematográfico con el que visioné el primer pase de esta joya no se me ha olvidado.

Estoy de acuerdo que todo artista pueda entrar a saco en su propia obra. Para ejemplo está Flaubert que retocó cien mil veces Madame Bovary, pero sigo creyendo que el primer impulso creador es el más válido aunque esté plagado de defectos.

Un abrazote

JAVIER ORTEGA dijo...

Te deseo todo lo mejor, amigo Antonio. Y coincido contigo: yo también me quedaría con la primera versión, aunque tal vez me influya ese dato, el recuerdo inefable del primer visionado.

En cualquier caso, el tan traído y llevado tema de la voz en off a mí me parece uno de los grandes aciertos del film original. Es una de las señas de identidad del género negro, y emparenta a Deckard con Philip Marlowe, Sam Spade y otros, contribuyendo a la mixtura de elementos dispares que creo es una de las principales bazas del clásico de Ridley Scott.

Un abrazo andaluz.

Inma la Dulce dijo...

Lo que más me gusta de esa peli es Rutger Hauer. Pones a otro actor y te la cargas (o casi).
Aunque reconozco que el Harrison también tiene su puntito.
¡Besos!

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

JAVIER ORTEGA dijo...

Querida Inma la Dulce: ya te echábamos de menos por aquí. No te falta razón en lo que se refiere a Rutger Hauer. Su presencia, cargada de magnetismo, le confiere al personaje una intensidad inaudita. Fue toda una revelación, que no se ha visto correspondida por su posterior trayectoria, más bien errática.
Harrison Ford (aunque tu opinión, me malicio, va por otro lado) siempre me ha parecido un actor discreto, poco expresivo; si bien ese defecto, de ser cierto, se convierte en cualidad al encarnar a Deckard, cuya zozobra emocional se beneficia de tal rasgo.
Un beso y no te vayas muy lejos.

anro dijo...

¡¡Muchas felicidades para el nuevo año que comienza¡¡
Espero seguir compartiendo contigo y con otros amigos este espacio cinematográfico que nos hace la vida un poquito más agradable.
Un abrazo de Antonio Rodriguez o Anro "As you like it"

JAVIER ORTEGA dijo...

Gracias, Anro. Yo también te deseo todo lo mejor para el nuevo año. Y hago extensivo ese deseo a los seguidores de este blog y aficionados al cine en general. Ojalá el 2008, además de salud, nos brinde un puñado de buenas películas, de esas que nos ensanchan el alma.
Fuerte abrazo, amigo.

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

Óscar Córdoba dijo...

La verdad es que estaría bien poder "reiniciar" la memoria para ver cada versión por primera vez, sobre todo la original y la ultimísima, que aún no he visto.

En cualquier caso, de todas las anteriores, la primera versión, con voz en off y donde la duda sobre la posible naturaleza replicante de Deckard queda como una posibilidad más en la mente del espectador avispado, es para mi mucho más evocadora que sus versiones posteriores.

JAVIER ORTEGA dijo...

De acuerdo contigo, Óscar. La verdad es que uno no puede por menos que preguntarse cuánto hay de operación comercial en estas sucesivas entregas de sir Ridley(excelente director por otra parte).
Lo mejor de esta última revisión probablemente no sea otra cosa sino la escrupulosa remasterización de imagen y sonido, que logra que el original luzca como el día de su estreno (mejor aún en algunos aspectos).

Anónimo dijo...

J.L.
POCO TENGO Q COMENTAR SOBRE UNA PELICULA QUE ES PERFECTA.
SOBRE EL FINAL NO OPINO, POR QUE LO TENGO MAS QUE LIADO, Y NO ME CONVENCE MUCHO ESO DE LA VERSION DEL DIRECTOR: (EL QUIJOTE ACABA COMO ACABA, SI QUIERE VARIAR DE OPINION QUE HAGA UNA SECUELA O UNA PRECUELA)
SIMPLEMENTE ME LLAMARON LA ATENCION DOS PEQUEÑAS COSAS CUANDO LA VI HACE POCO EN V.O.
1.- EN 1982 NO IMAGINARON QUE PARA HABLAR A LARGA DISTANCIA SE UTILIZARIAN UNOS PEQUEÑOS ARTILUGIOS A LOS QUE LLAMAMOS TELEFONOS MOVILES.
2. EN 1982 TAMPOCO IMAGINARON QUE PARA DISEÑAR Y EDITAR IMAGENES SE UTILIZARIA EL ORDENADOR PERSONAL EN VEZ DE LA TELEVISION.

COMO DIJE AL PRINCIPIO LA PELICULA ES PERFECTA, Y SOLO SE ME QUEDARON ESTAS PEQUEÑAS COSILLAS.

SALUDOS

J.L.